lunes, 29 de noviembre de 2010

Charla y examen final

Charla
Será el jueves 2 de diciembre a las 8pm en el B-105b. Puede ser hasta de 2 personas por grupo y solo se debe repetir un tema (pendientes Mirian Acosta y Nadia Ducreaux). Son 10 minutos por tema y deben hablar sobre las tecnologías constructivas, la forma de construir de:
Temas (se presentarán en este orden):
• Construcción de bóvedas romanas (Mario Lyma Young)
• La basílica paleocristiana (María Beatriz Quirós)
• Las pechinas en la arquitectura bizantina (Mara Koller)
• Construcción románica (Orlando Graham y Bárbara Monteza)
• Construcción de bóvedas góticas (Edwards Thomas y Juan Carlos Wong)
Se calificará por: el contenido (se debe explicar las tecnologías constructivas de la época y porque fueron importantes) y la presentación (puede ser power point, maqueta, cartel o letrero, etc...).

Examen final
La fecha del examen final es el 9 de diciembre de 2010 a las 7:00pm en el D-104. En el examen se incluirá todo el temario: desde arquitectura megalítica (prehistoria) hasta arquitectura gótica. Tomar en cuenta la información en el blog y las presentaciones en power point, especialmente la 11-18-10 y 11-25-10. Es importante estudiar características, función y ejemplos de cada estilo de arquitectura. El examen será (al igual que los anteriores) un pareo (con imágenes), escoger la mejor respuesta y desarrollo.

martes, 16 de noviembre de 2010

Arquitectura Bizantina


En el 330, el emperador Constantino mueve la capital del Imperio a Bizancio, conocida como la “Nueva Roma” o Constantinopla-la ciudad de Constantino (la actual Istambul en Turquía). Para el 395, con la muerte del emperador Teodosio se divide el Imperio entre sus dos hijos: en Oriente (capital Constantinopla, gobernado por Arcadio) y Occidente (capital Roma, gobernada por Flavio Honorio). Más adelante la capital de Occidente pasa a ser Ravena. Bizancio tuvo su apogeo en la época del emperador Justiniano (527-565).
El Imperio Bizantino es heredero de: la cultura griega, la administración romana, la religión cristiana, el territorio del Imperio Romano de Oriente. Trae consigo la vinculación entre política y religión: el cesaropapismo. El arte Bizantino representa al mismo nivel la iglesia y el imperio (Imágenes de Dios y la Virgen con los emperadores). Es una arquitectura áulica (de la corte o palacio): refinada, suntuosa y propagandista del poder. Crea modelos iconográficos de amplia difusión por manuscritos. Aparece el icono: representación religiosa usada en las iglesias cristianas orientales (representación gráfica de Cristo, la Virgen y los santos).
La pintura y los mosaicos bizantinos realizados con teselas (pequeñas piezas de cerámica), más que su escultura, han tenido una singular importancia en la historia de las formas de representación plástica, por cuanto que han servido de puente a los modelos cristianos orientales hacia Europa (y viceversa), así como a la transmisión de las formas clásicas cuando en Occidente había desaparecido por la acción de los pueblos bárbaros, y por último, el arte bizantino ha sido la fuente principal en la fijación de la iconografía occidental.
Algunos de los íconos que surgen en esta época son los siguientes: Virgen orante, Hodigetria (Virgen conductora), Theotokos (Virgen sentada), Pantócrator (Cristo Todopoderoso), sus manos forman las letras ICX (Jesucristo), Crucifixión, etc.
Entre los siglos V y IX el desarrollo de la arquitectura queda a cargo de Bizancio/Constantinopla, que conservaba un gran poder económico. Esta estabilidad favoreció a la construcción y en particular las innovaciones constructivas. La arquitectura bizantina se convirtió en una notable síntesis de la arquitectura de la Roma Imperial y el Oriente Medio. De Roma tomaron su conocimiento del ladrillo y de la construcción del hormigón; del este, la utilización de la cúpula. El Panteón de Roma había sido cubierto por una cúpula sobre un espacio circular, forma que tiene unas aplicaciones arquitectónicas limitadas. El modo en que los bizantinos solucionaron el problema de poner cúpulas sobre espacios cuadrados y rectangulares dio a los arquitectos libertad para crear unas formas de plantas variadas y complejas. El desarrollo de la técnica del ladrillo fue una de las claves. Las propiedades físicas del ladrillo, al que se le pueden dar innumerables formas, permitió a los constructores realizar variadas formas geométricas entre las que la más ingeniosa era la pechina. El ladrillo también favoreció la utilización de materiales secundarios como revestimiento interior de muros y techos, en especial el mosaico.
Su arquitectura presenta las siguientes características:
• En cuanto a los materiales, utilizan sillares bien labrados; ladrillos, especialmente empleados en cubiertas y exteriores: desnudos o con algún adorno; mármol en zonas interiores: columnas, jambas, dinteles, frisos.
• Las columnas se presentan con fuste cilíndrico con ligero éntasis central y sin aristas; los capiteles son corintios, compuestos (con acanto y volutas) y aparece el capitel Teodosio.
• Los muros son dinámicos, hay una relación equilibrada ente vanos y masa en la que se prefieren los arcos de medio punto. Los muros exteriores son austeros, con pocos adornos y reflejan la estructura interna.
• Se utilizaban cubiertas de mampostería como las bóvedas de arista y la cúpula, que dan paso a la creación de la pechina cuyo origen es en Gerasa (Jordania) s. II. Las pechinas son cada uno de los triángulos curvilíneos que unen arcos con la cúpula, la transición de forma cuadrada a circular.
• Los arcos se apoyan en columnas aisladas y aparece el cimacio que los sostiene, como parte del capitel Teodosio. El cimacio es una pieza troncopiramidal decorada con diversos motivos y símbolos cristianos en la que se apoyan los arcos.
• Las ventanas se sitúan en muros de cerramiento, no estructurales.
• Utilizan nervios (en vez de casetones) para aumentar la resistencia de la cúpula. En la parte superior se reduce el canto de la cúpula, mantiene perfil rebajado. Las cúpulas se construían con materiales ligeros: ladrillos, piedra pómez, vasijas cerámicas.
• Los elementos estructurales son grandes y pesados, construidos en piedra, que contrastan con la ligereza y elegancia de los elementos secundarios, usualmente en mármol.
Entre las grandes obras maestras que se produjeron en este período está la iglesia de San Sergio y San Baco (525), que es unos de los primeros ejemplos de cúpula sobre 8 pilares en un edificio cuadrado. Tiene planta cuadrada exteriormente, pero centralizada de base poligonal en su interior. Se cubre con cúpula y las columnas tienen capiteles bizantinos de decoración vegetal. Hoy en día es una mezquita.

San Vital de Rávena (526) también tiene una cúpula sobre ocho pilares, sobre una base octogonal. Está formada por dos octógonos, uno inscrito dentro de otro. El octógono central con pilares se extiende hasta el deambulatorio mediante siete nichos formados por columnas. Tiene un gran presbiterio en el octógono interior, formado por dos partes: tramo recto que ocupa la anchura del deambulatorio y remate en exedra. La iglesia presenta un atrio y un nártex, que está unido al deambulatorio a través de un ángulo del octógono y crea unos torreones y unos espacios triangulares con el fin de unir el nártex con el deambulatorio. Hacen que el acceso sea especialmente original. El aligeramiento de la cúpula mediante vasijas de arcilla permitió reducir la carga sobre columnas y muros, creando un edificio enormemente elegante. Es de planta centralizada y exteriores sencillos, posee en sus muros dos mosaicos situados frente a frente que representan al emperador Justiniano y su esposa Teodora con sus respectivos séquitos. La iglesia de San Vital de Rávena se convirtió en la iglesia Imperial del territorio del Imperio Romano Occidental. Se termina entre los años 546 - 548. Está hecha de ladrillo. Es una iglesia de planta centralizada. Es semejante, por tanto, a la de los Santos Sergio y Baco.

El mejor y mas grande ejemplo de arquitectura Bizantina es la Iglesia de Santa Sofía (Hagia Sofia o divina sabiduría), edificada en la antigua Constantinopla (hoy Istambul, Turquía) en el año 532. Fue ordenada por el emperador Justiniano para rendirle honor a la Virgen y construida, sobre la primitiva basílica de Constantino, por Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto. Realizaron un diseño sin antecedentes, tomando elementos conocidos (planta basilical y rotonda), pero que se unen en una estructura nueva. Fusiona la planta longitudinal con la centralizada, toma elementos de la planta basilical y la rotonda que se fusionan en una nueva estructura. Es el ejemplo supremo de cúpula sobre planta longitudinal. Es un edificio de gran simplicidad. Cuatro grandes pilares de piedra en las esquinas de un cuadrado de unos 30 metros de lado, unidos por medio de arcos de medio punto, sobre los que a su vez, se apoya una enorme cúpula semiesférica. Este espacio se amplía hacia los lados por la adición de semicúpulas, apoyadas sobre otros pilares. Todo este conjunto forma una gran nave de forma ovalada de 70 metros de longitud, a partir de las que se sitúan el nártex, las naves laterales y el ábside. Las semicúpulas en dos de los lados y las bóvedas en los otros dos, sirven para recoger el empuje de la cúpula principal. El interior se ilumina mediante ventanas situadas en el tambor de la cúpula. La riqueza del detalle de la decoración contrasta con la simplicidad del diseño global, características ambas de la arquitectura bizantina en su expresión mas desarrollada. La enorme basílica fue concluida en sólo cinco años, pero tuvo problemas con la cúpula que se debilitó por causa de un terremoto y finalmente se hundió el año 558.

La actual es resultado de varias reconstrucciones. Los minaretes que hoy flaquean la iglesia, como parte de los edificios anexos que la ocultan parcialmente, son de construcción turca, posteriores a la caida de la ciudad en 1453 y la conversión en mezquita del monumento. Dentro de Santa Sofía se pueden observar mosaicos de increíble calidad que son testigos de los diferentes cambios que ha sufrido esta iglesia: como el que representa a Virgen y el Niño Jesús entre Justiniano (ofrece la maqueta de la iglesia) y Constantino (ofrece la maqueta de la ciudad), Cristo y el emperador León VI el sabio, la Deesis –plegaria o súplica- (Virgen, Cristo y San Juan Bautista), el Cristo Pantocrátor –Todopoderoso-, la emperatriz Zoe y el emperador Constantino IX y La Virgen, el Niño Jesús, la emperatriz Irene y el emperador Juan II.
Otro ejemplo de iglesia bizantina es San Apolinar el Nuevo en Rávena construida entre el 556-565, siglo VI.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Recuerden

Prueba parcial 2
La segunda prueba parcial será el jueves 18 de noviembre a las 8pm en el B-105b. El material incluye de Arquitectura Romana hasta Arquitectura Bizantina. Recuerden estudiar de las presentaciones y del blog (ojo con los puntos rojos en las presentaciones). El examen será un pareo de imágenes (60 puntos), escoger la mejor respuesta (30 puntos) y desarrollo (10 puntos).

Charla
Será el jueves 2 de diciembre a las 8pm en el B-105b. Debe ser de 2 personas por grupo y NO SE PUEDE REPETIR EL TEMA. Deben hablar sobre las tecnologías constructivas, la forma de construir de:
Temas:
• Construcción de bóvedas romanas (Mario Lyma Young)
• Construcción de bóvedas góticas (Edwards Thomas y Juan Carlos Wong)
• La basílica paleocristiana (María Beatriz Quirós)
• Las pechinas en la arquitectura bizantina
• Construcción románica (Orlando Graham y Bárbara Monteza)

lunes, 8 de noviembre de 2010

Arquitectura Gótica


En el Románico, la iglesia y la aristocracia dominan. La iglesia tiene la tarea de pelear contra los poderes del mal hasta el día del Juicio Final (lucha bien vs. mal). El arte tiene un fin educativo: expresar el contenido y mensaje de las historias sagradas. Los cultos están en los monasterios.
En cambio en el Gótico, al crecer la población, la cambiante estructura económica creó nuevas clases e instituciones que habrían de desafiar a las antiguas. Existe una clara tendencia hacia la humanización y es cada vez mas predominante la vida intelectual de mentes cultas pero seglares, no monopolio de monasterios. La duda y la disidencia reemplazaron a la fe ciega. La tensión intelectual de la época entre la ortodoxia y las ideas progresistas. Muchas características del Renacimiento ya se observaban en Europa desde el siglo XII.
En el arte occidental siempre está cambiando, por ejemplo, el arte románico duro un par de siglos. Desde finales del S. XI Europa ve renacer sus ciudades por el auge comercial y artesanal que tiene lugar y por la afluencia de campesinos que abandonan el campo buscando nuevas posibilidades de vida. En este ambiente es en el que desarrollan las grandes catedrales y los primeros ayuntamientos que reúnen a los vecinos escapando, en muchas ocasiones, del dominio señorial de los nobles terratenientes.
El nuevo arte, el gótico, se ideó en el norte de Francia. Es la época final de la Edad Media, que comienza con la visión románica del mundo pero culmina en el Renacimiento con una concepción completamente distinta. Durante este periodo de la historia se fueron produciendo cambios que posibilitaron la aparición de la mentalidad humanista de los S. XV y XVI.
Su nombre proviene de:
o En el siglo XII: “Rayonnant” o radiante. “Opus frabcigenum” o obra de los franceses.
o En el Renacimiento: el nombre de “Gótico” lo introdujo el historiador de arte italiano Giorgio Vasari para designar todo el arte de la Edad Media. “Gótico” era sinónimo de “bárbaro”, se creía erróneamente que el origen de este era germánico y lo atribuía a los godos.
o En el siglo XIX: se produjo una reacción contra este pensamiento y se diferencian el Románico y el Gótico (gracias entre otros a Viollet le Duc).
En el gótico el artista recibe una consideración social similar a la del artesano y como ellos estaban integrados en gremios afines a la tarea que realiza cada uno. Era necesaria mano de obra calificada, artistas y artesanos dedicados a la construcción crearon sus gremios entre los siglos XII y XV, de una organización propia y característica de la construcción conocida por el nombre de logia.
El más considerado es el maestro constructor o arquitecto que recibe un trato distintivo y que suele encargarse de los demás artistas que trabajan en la obra; en efecto, el escultor, el pintor, el vidriero, ... están, generalmente, supeditados al arquitecto pues pocas son las excepciones de esos artistas que destacan por sí mismos y son conocidos socialmente.
Aparecen el patrón y arquitecto (maestro constructor). El patrón podía ser un individuo, una comunidad o una asociación. El maestro constructor o arquitecto que recibe un trato distintivo y que suele encargarse de los demás artistas que trabajan en la obra; en efecto, el escultor, el pintor, el vidriero... A los arquitectos o maestros constructores les daban títulos de acuerdo con su maestría e intelecto, incluso “doctor lathomorum” o “doctor de piedras”. Surgen los contratos y competiciones. Los dibujos de trabajo se hacían en el taller (en sitio) a veces escala natural, algunas veces en papel que era mas caro.

La catedral gótica, máximo exponente de la construcción de la época, es una necesidad no solo religiosa sino también social. Construir es el principal y casi único trabajo colectivo de la época. Mejora el entorno cotidiano y es símbolo de orgullo cívico. De 1050 a 1350, durante tres siglos, millones de toneladas de piedra se utilizaron para la construcción de alrededor de 80 catedrales, 5000 iglesias, y miles de parroquias.
El desarrollo de las bóvedas de crucería dio a los constructores y arquitectos nuevas libertades. Con este método, era posible construir un “andamiaje” de piedra que sostuviera todo el edificio, lo que se necesitaba eran columnas y costillas muy delgadas. Como no se necesitaban los gruesos muros, se pusieron grandes ventanales. Esto requería muchísimos cálculos estructurales. Esta fue la idea central de las catedrales góticas, desarrollada en la segunda mitad del siglo XII. Para llevar a cabo esta idea, se necesitó de otras innovaciones como el arco apuntado. También fue necesario considerar los empujes laterales, por lo que se desarrollaron los contrafuertes y los arbotantes, que completaban el “andamiaje” gótico. Las bóvedas descargan el peso directamente o a través de los arbotantes sobre los pilares y puede prescindir del muro como elemento sustentante. Este mismo descubrimiento posibilita que, en vez del muro, el cerramiento lateral del edificio se realice frecuentemente con grandes ventanales de hermosas vidrieras. La vidriera permite el paso de una luz coloreada que inunda el interior y lo hace mucho más luminoso que en la época románica.
En el Gótico la Iglesia quiere representar la magnitud divina y la pequeñez humana frente a ese espacio. Si el eje horizontal predominante es el axial, que va desde la entrada hasta el altar, también se destaca el eje vertical que une la tierra con el cielo y nos dirige a Dios. Igual que el resto de las Iglesias cristianas reproduce la forma de cruz latina en la que muere Cristo y potencia dos centros de interés especial: el crucero, intersección de las naves longitudinales con el transepto, y el ábside, donde se coloca el altar; ambos coinciden con el corazón y la cabeza en un cuerpo humano como referencia a la razón y la "emoción". Así como la arquitectura románica estaba pegada al suelo con sus gruesos muros continuos, lo que le confería un aspecto más horizontal que vertical, la arquitectura gótica abandona el suelo y se eleva al cielo.
Entre sus características están:
• Planta cruz latina,
• Muros esbeltos.
• Arco apuntado.
• Bóveda de crucería.
• Arbotantes.
• Muchas ventanas, iluminación,
• Se busca eliminar la división de espacios.
• Verticalidad.
Se sabe mucho de este estilo por el cuaderno de viajes de Villard de Honnecourt (siglo XIII), un arquitecto que demuestra interés en los avances de la arquitectura de la época y los documenta en su diario.
El Gótico aparece en Francia con Sant Denis. Suger fue un hombre eclesiástico y político. En 1140 reconstruyó el coro de la abadía de Sant Denis, cerca de París, un ensalzamiento simbólico de la realeza, al reformar y mejorar su antiguo lugar de enterramiento, en lo cual se combinaba el significado religioso y político. Este edificio señala la aparición del gótico. La razón se debe a que esta original combinación de elementos dio la oportunidad a que se produjese un cambio sutil en la forma de ordenar los espacios. Los constructores románicos dividían los espacios en compartimientos ordenados, los constructores del siglo XII en adelante trataban de eliminar cada vez más las divisiones espaciales; las columnas se hicieron mas ligeras, los muros de división menos importantes, las cubiertas de formas mas libres, permitiendo que el espacio fluya de una zona a otra.
La Catedral de Chartres (1194-1221), también en Francia, posee una planta cruciforme con el cuerpo principal de 28 metros, organizado en tres naves. La cabecera, situada al este tiene un deambulatorio radial con cinco capillas semicirculares. Si bien el plan constructivo original fue respetado, nunca se concluyó el conjunto de pináculos que parece ser fueron previstos inicialmente. La bóveda central tiene 36 m de altura, la más alta cuando fue construida y está soportada por arbotantes en el exterior. La torre norte; la Clocher Neuf, concluida en el año 1513 para equilibrar la composición impuesta por la primera torre, se estableció una asimetría que crea un fuerte dinamismo visual. Esta se realizó en estilo flamboyant (flamígero francés).
Otro ejemplo francés, la Catedral de Notre Dame de París (1163-1245), mide 150,2 metros de longitud y sus bóvedas principales 32,5 metros de altura. La fachada presenta tres niveles horizontales y está dividida en tres zonas verticales por los contrafuertes ligeramente prominentes que unen en verticalidad los dos pisos inferiores y refuerzan los picos de las dos torres. Fue restaurada en el siglo XIX por Viollet le Duc.

La Catedral de Beauvais (Francia, 1225-1284 ver imagen), persigue una altura para la nave mayor de 48 metros, y el resultado es su desplome en 1284. En la reparación que siguió, para dar mayor solidez a la estructura se dobló el número de soportes. Las obras terminaron en 1328. Lo sucedido supuso el fin del camino en la experimentación arquitectónica gótica.

En España destacan la Catedral de Burgos (ver imagen) y la Catedral de Santa María del Mar en Barcelona. Esta obra había de pertenecer, exclusivamente, a los feligreses de la zona del puerto y de la Barceloneta, únicos responsables materiales del templo, ya que ellos fueron quienes la sufragaron, bien con su dinero o bien con su trabajo. Su arquitecto fue Berenger de Montagut. Otro ejemplo español es la Catedral de Palma de Mallorca. Mide 121 metros de largo y 55 de ancho. No se conoce el nombre de sus arquitectos, aunque hay constancia de numerosos artistas que trabajaron en ella (escultores y pintores).

El Gótico inglés tiene sus ejemplos en la Abadía de Westminster (ver imagen, 1245) que con su gran altura interior, visibles arbotantes y planta con ábside es una de las más francesas de las catedrales inglesas. Es el lugar tradicional para las coronaciones y entierros de los monarcas ingleses.
En Italia se puede mencionar la Catedral de Siena y la Catedral de Florencia (cuya cúpula es Renacentista).
Esta arquitectura llega a influir en las obras civiles como palacios y ayuntamientos.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Recuerden

El jueves 11 de noviembre de 8:00pm a 8:30pm se entregan las maquetas. De 8:30pm a 10:00pm continuaremos con la clase. El jueves 18 de noviembre de 8:00pm a 8:45pm daremos clases y de 8:45pm a 10:00pm será el segundo examen parcial (de arquitectura romana a arquitectura bizantina).

Arquitectura Románica


La Edad Media es conocida como la edad oscura. Era una época de migraciones, cruzadas, guerras y agitaciones en la que había poco conocimiento. En este período no surge ningún estilo, es el encuentro de varios, que se juntaron al final de la época. Se influenciaron de las tribus como los Normandos, Godos, Sajones, Vikingos, etc. y trataron de imitar en piedra los trabajos que hacían en madera. Cada uno de estos pueblos contribuyó con sus conocimientos artesanales al desarrollo de este estilo.
Existe tremenda diferencia entre la gente y las clases. La sociedad de la Edad Media tiene una estructura estamental y se considera que cada grupo social realiza una función para todos los demás. Los grupos que tienen las principales funciones como son la salvación del alma y la defensa militar se consideran con derecho a tener privilegios y honor mientras que el resto del pueblo, trabajadores rurales en su mayoría, procuran el alimento para todos los individuos de la sociedad.
Los grupos de poder económico mas importantes eran la iglesia y la aristocracia. Se establece una nueva era de cooperación entre el imperio y la iglesia. Los monasterios estaban en la cúspide del poder económico de la época –llegaron a tener la sexta parte de toda la riqueza de Europa- y con ellos aparece una nueva época arquitectónica, el nacimiento del estilo románico. Lo llamaron románico porque su base estructural se deriva de la antigua construcción romana. Existen dos fenómenos cruciales en el desarrollo del románico: la pasión por el peregrinaje (para estar cerca de los restos de mártires o santos) y las cruzadas (que trataban de recapturar la Tierra Santa de los árabes).
La mentalidad religiosa de la época entiende que la vida terrenal es solamente un tránsito para la vida eterna y el clero es el encargado de velar por la salvación de las almas. En este contexto social y religioso la Iglesia es la institución más valorada y tiene una presencia constante entre los fieles con el clero secular que dirige y enseña al pueblo desde el púlpito de la iglesia. Otra parte del clero, el regular, opta por retirarse del mundo yéndose a vivir en monasterios fuera de las poblaciones. En los monasterios y conventos existían personas que les encantaba aprender, especialmente sobre arte. Guardaban admiración por las obras de las civilizaciones antiguas que se preservaron en las bibliotecas. Las órdenes monásticas tienen una gran influencia en la sociedad y en los artistas puesto que éstos dependen generalmente de aquellas. Entre ellas destacan la orden cluniacense y la cisterciense que derivó de ella.
El arte románico está dominado por la Iglesia y sus manifestaciones son, consiguientemente, predominantemente religiosas; en arquitectura abundan las iglesias y monasterios y la escultura y pintura procuran educar a los fieles con una clara vocación didáctica.
El edificio típico de este período fue el monasterio, creado por las órdenes religiosas. Los monasterios se situaban cerca de las ciudades, generando pequeños suburbios brindando trabajo y servicios médicos, educativos, posada, etc. Eran los centros de talento e inventiva. Por ejemplo, los cistercienses desarrollaron la agricultura y la construcción. Aparecen talleres de artesanos y canteros en las inmediaciones de los monasterios, donde se experimentaban las nuevas tecnologías y se desarrollaba el estilo románico.
Las iglesias son locales dedicados preferentemente al culto pero sirven además de auténtico núcleo de la vida comunitaria y a su alrededor se va a desarrollar el primer resurgir medieval, en lo que sin duda fue una de las grandes revoluciones culturales europeas. La iglesia era parte importante de la vida cotidiana. Era el único edificio de piedra de tamaño considerable que se distinguía de los demás, un punto de referencia. El pueblo se reunía allí todos los domingos. Su construcción duraba años y transformaba toda una ciudad. El transporte de la piedra, el andamiaje, la contratación de los artesanos, etc. Los constructores eran albañiles y carpinteros, pero, sin duda los que proyectaron eran los monjes que querían expresar sus ideales religiosos. Ellos tenían la capacidad para planificar y financiar obras a gran escala, transportar materiales y reunir diferentes equipos de trabajadores.

El estilo románico adquiere una uniformidad que se desarrolla en muy pocos años como estilo único en un área geográfica enorme, a través de la labor de los monjes, alrededor de la fe cristiana y sobre las ruinas de la romanización. El románico se nutre de: la tecnología romana, el Oriente Próximo (la influencia bizantina) y las tecnologías locales. Además proporciona a los constructores una gran soltura en el manejo de las grandes construcciones de piedra que serán básicas para el desarrollo del nuevo estilo gótico. A partir del repertorio constructivo basado en la bóveda de cañón, la bóveda de crucería, los muros, el manejo de la talla, entre otros elementos relacionados con el manejo de la piedra, se está posibilitando la gestación del gótico.
El diseño cambio a una planta de cruz latina y se procuraba abovedarla por completo: las naves laterales con bóvedas de arista, la nave central con bóveda de cañón, el ábside con bóveda de cuarto de esfera y el crucero con una cúpula. Este cerramiento abovedado implica que los empujes laterales son muy fuertes y ello condiciona a que el elemento sustentante sea, predominantemente, el muro sólido con refuerzos exteriores y pilastras interiores. La impresión de estas iglesias era masiva, con poca decoración y pocas ventanas pero a su vez de aspecto firme. La idea es que aquí en la tierra la iglesia tiene la tarea de pelear contra los poderes del mal hasta el día del Juicio Final.
Las iglesias románicas estaban decoradas con esculturas que tenían una función definida y expresaban las ideas o enseñanzas de la religión. Estas imágenes se quedaban en la mente de las personas mucho mas que el sermón del cura. Con solo un vistazo se podía captar lo que cada figura representaba. Las esculturas en una iglesia románica son tiesas y sin movimiento como un relieve egipcio. Los artistas no estaban interesados con la imitación de lo natural, sino con el arreglo de símbolos santos tradicionales que se necesitan para ilustrar los misterios de la religión. La idea era evitar el detalle, leer la historia sin visualizar el detalle. Se utilizan líneas puramente ornamentales.
El artista medieval no tenía de quien copiar, dibujaba como un niño y no se trabaja la perspectiva. Se obvió, se dejó de lado, no interesó. Tal vez, al final, se olvidó realmente. Un conjunto de circunstancias - Iglesia, poder, cultura, guerras - decidió la dirección que tomaría el arte en los siglos que van del III al XIII: un arte no naturalista, decididamente poco realista, con una seria tendencia a ser un lenguaje de signos gráficos para explicar más que describir hechos, libros, milagros, vidas... El arte decía lo que pretendía decir, sin perder el tiempo en añadir otras significaciones. El espacio no era real ni pretendía serlo, sino que era ideal, atemporal, simbólico; y la representación se movía a un nivel decorativo muy alto, introduciendo el contenido mediante una composición muy estudiada y clara.

Algunos de los ejemplos mas claros de este período son:
• En Francia, Monasterio/Abadía de Cluny (siglos X y XI). Fundado en el año 909. Se convirtió en el ejemplo del tipo de vida religiosa del siglo XI y sede principal de los monasterios de la orden cluniacenses. Sufre 3 ampliaciones: Cluny I, en 910 muy austera; Cluny II, en 980 de mayor dimensión; Cluny III, reforma total para aumentar su tamaño en el siglo XI-XII. Se destaca la iglesia de Cluny III: de 5 naves, bóveda de cañón en la central y de arista en las laterales, cúpulas en los transeptos y en los brazos del crucero mayor. Es un edificio grande y complejo que fue uno de los mejores logros de la arquitectura románica. El monasterio que vemos hoy tiene muchos añadidos de otras épocas ya que fue destruido en la Revolución Francesa. Actualmente se conserva la torre del reloj.
• En Italia, la iglesia de San Miniato del Monte en Florencia (1018). Su planta y fachada son claramente de influencia basilical.
• También en Italia, el conjunto o camposanto de Pisa (1063). La catedral tiene planta longitudinal con cinco naves, con un ancho transepto de tres naves que la hace parecer planta de cruz latina, tiene cubierta plana de madera en la nave central, pero en las naves laterales tiene bóveda de arista y una gran cúpula central en el crucero. Se conforma con tres edificios importantes: catedral, torre y baptisterio, que aparecen separados.
• En España, la Catedral de Santiago de Compostela (1075). Posee la tumba del apóstol Santiago, se convierte en uno de los mas importantes santuarios de peregrinación de la cristiandad.
• El edificio que más trascendencia iba a tener sobre la arquitectura lombarda fue San Ambrosio de Milán en Italia. Un antiguo templo de tipo basilical que lentamente iría sufriendo modificaciones que terminarían por convertirlo en un característico monumento románico. En el siglo XI adoptó una cabecera de tres ábsides semicirculares y escalonados. A principios de la centuria siguiente, las naves se organizaron, para facilitar su abovedamiento, en un tramo de la central por cada dos de las colaterales; sobre éstas se dispuso una tribuna. Mientras que la nave central se cubre con ojivas abombadas, las laterales lo hacen con aristas.
• La iglesia románica empezó con una planta similar a la basílica, con una estructura sencilla pero muy pesada. Los normandos se dieron cuenta de que no era necesario hacer la cubierta tan pesada y empezaron a experimentar. El mejor método era dividir el espacio entre cuatro columnas en forma cruzada con la ayuda de aristas y rellenar los espacios de la cubierta con material ligero (Románico en Inglaterra, Catedral normanda de Durham), la bóveda nervada.

La aparición de la bóveda nervada indica la transición del estilo Románico al Gótico.

Arquitectura de la Edad Media – Arquitectura Carolingia


No toda la cristiandad se expresaba mediante la construcción de grandes iglesias: había algunos que creían que la vida cristiana solo podía consistir en la pobreza y en sufrir las duras condiciones de vida. Aparecen los primeros monasterios se establecieron en el siglo V, eran toscos y primitivos.
Este movimiento también atrajo a los ricos que buscaban una vida idílica o quisieran adquirir méritos por exceso de abstinencia. Por esto, San Benito (543) estableció LA REGLA en su monasterio ordenando pobreza, celibato, obediencia, vida de oración y compañerismo. Esto transformó la vida monástica en Europa y contribuyó a que los monasterios se convirtieran en una fuerza mas adelante. Los monjes necesitaban una iglesia para el culto en grupo y practicaban sus propios métodos constructivos.
La Basílica de San Marcos de Venecia se encuentra aparte de los diferentes estilos arquitectónicos de la época, su construcción inicia en el 828. Reconstruida en 1063 para sustituir una iglesia basilical anterior, incendiada en 976, tiene una planta en cruz griega con cúpula central sobre pechinas apoyadas sobre cuatro grandes pilares, y cúpulas mas pequeñas sobre el nártex, transeptos y presbiterio. Su emplazamiento es único, cerca del Gran Canal, y sus característicos rasgos decorativos, que se fueron añadiendo con el pasar de los siglos para celebrar la subida al poder de la ciudad, no tienen precedente. Se sitúa fuera de la corriente arquitectónica de la época. San Marcos tiene la característica de que se empieza observar la riqueza de decoración en el exterior. Destacan en su fachada cuatro caballos de bronce, cuyos orígenes son inciertos (algunos dicen que son de confección griega, atribuidos a Lisipo). Se sabe que estaban expuestos en el Hipódromo de Constantinopla y fueron traídos a Venecia por los cruzados. En el siglo XVIII fueron llevados a París por Napoleón, luego regresados a Venecia. En 1980 se substituyeron por copias y se exponen en el museo de la basílica para evitar su deterioro. Algunos mosaicos que se pueden observar en su interior son los de Noé y la Virgen orante.
El arte Bizantino llegó a extenderse a lugares como la actual Rusia y ha servido de influencia en el arte posterior: arquitectura islámica, arte románico y arte gótico, entre otros.
En esencia, había dos modelos arquitectónicos para las iglesias: la planta longitudinal derivada de la basílica, y la planta central, que arranca de las iglesias bizantinas con cúpula. Estas formas se adaptaron a las condiciones locales y a las nuevas necesidades monásticas.
A este período se le conoce como la Edad Media, y se desarrolla entre los siglos V y XI. Se caracteriza por ser un mundo rural izado. Se observa un período de crisis entre los siglos V y IX, donde se disminuye la población, se abandonan las tierras de cultivo y se agudizan los problemas del agro. Luego surge un período de expansión entre los siglos IX y XI, donde aumenta la población y se trabajan las tierras con mejores técnicas de agricultura. Otra característica del Medioevo está representada por las oleadas de invasiones de los pueblos germánicos, los musulmanes y los vikingos, respectivamente. También existe en este período un sentimiento de inseguridad que genera relaciones de dependencia personal entre los señores y los vasallos, que causan la aparición del feudalismo. Un sistema jerárquico de obligaciones mutuas donde las personas daban servicio a sus señores a cambio de seguridad.
Alrededor del 800 Carlomagno, político brillante, es coronado emperador del Sacro Imperio Romano por el Papa León III, convirtiéndose en la unidad política mas fuerte de la Europa Occidental desde la caída de Roma. Carlomagno revivió la idea perdida del imperio. Elige como capital a Aquisgrán en Francia, donde tuvo lugar un resurgimiento del saber y de las artes. Se produjo un notable resurgimiento de la actividad constructiva. El conjunto de edificios de Aquisgrán lo demuestra. Ha sufrido modificaciones, pero todavía mantiene la Capilla Palatina (792), un pequeño edificio poligonal con cúpula central que originalmente estaba pensado para albergar el mausoleo de Carlomagno y destinado a ser el lugar de coronación de los sucesivos emperadores del Sacro Imperio Romano. El edificio parte evidentemente de la iglesia bizantina de San Vital de Rávena. Aunque menos perfecto, es un edificio excepcionalmente elegante para su tiempo. Un rasgo original es el extremo oeste, dedicado a las ceremonias, que constituye el contrapunto con el presbiterio en el extremo oriental. Allí se situaba el trono del emperador, enviado de Dios. Este renacimiento carolingio finalizó con la muerte de Carlomagno.