domingo, 7 de noviembre de 2010

Arquitectura Románica


La Edad Media es conocida como la edad oscura. Era una época de migraciones, cruzadas, guerras y agitaciones en la que había poco conocimiento. En este período no surge ningún estilo, es el encuentro de varios, que se juntaron al final de la época. Se influenciaron de las tribus como los Normandos, Godos, Sajones, Vikingos, etc. y trataron de imitar en piedra los trabajos que hacían en madera. Cada uno de estos pueblos contribuyó con sus conocimientos artesanales al desarrollo de este estilo.
Existe tremenda diferencia entre la gente y las clases. La sociedad de la Edad Media tiene una estructura estamental y se considera que cada grupo social realiza una función para todos los demás. Los grupos que tienen las principales funciones como son la salvación del alma y la defensa militar se consideran con derecho a tener privilegios y honor mientras que el resto del pueblo, trabajadores rurales en su mayoría, procuran el alimento para todos los individuos de la sociedad.
Los grupos de poder económico mas importantes eran la iglesia y la aristocracia. Se establece una nueva era de cooperación entre el imperio y la iglesia. Los monasterios estaban en la cúspide del poder económico de la época –llegaron a tener la sexta parte de toda la riqueza de Europa- y con ellos aparece una nueva época arquitectónica, el nacimiento del estilo románico. Lo llamaron románico porque su base estructural se deriva de la antigua construcción romana. Existen dos fenómenos cruciales en el desarrollo del románico: la pasión por el peregrinaje (para estar cerca de los restos de mártires o santos) y las cruzadas (que trataban de recapturar la Tierra Santa de los árabes).
La mentalidad religiosa de la época entiende que la vida terrenal es solamente un tránsito para la vida eterna y el clero es el encargado de velar por la salvación de las almas. En este contexto social y religioso la Iglesia es la institución más valorada y tiene una presencia constante entre los fieles con el clero secular que dirige y enseña al pueblo desde el púlpito de la iglesia. Otra parte del clero, el regular, opta por retirarse del mundo yéndose a vivir en monasterios fuera de las poblaciones. En los monasterios y conventos existían personas que les encantaba aprender, especialmente sobre arte. Guardaban admiración por las obras de las civilizaciones antiguas que se preservaron en las bibliotecas. Las órdenes monásticas tienen una gran influencia en la sociedad y en los artistas puesto que éstos dependen generalmente de aquellas. Entre ellas destacan la orden cluniacense y la cisterciense que derivó de ella.
El arte románico está dominado por la Iglesia y sus manifestaciones son, consiguientemente, predominantemente religiosas; en arquitectura abundan las iglesias y monasterios y la escultura y pintura procuran educar a los fieles con una clara vocación didáctica.
El edificio típico de este período fue el monasterio, creado por las órdenes religiosas. Los monasterios se situaban cerca de las ciudades, generando pequeños suburbios brindando trabajo y servicios médicos, educativos, posada, etc. Eran los centros de talento e inventiva. Por ejemplo, los cistercienses desarrollaron la agricultura y la construcción. Aparecen talleres de artesanos y canteros en las inmediaciones de los monasterios, donde se experimentaban las nuevas tecnologías y se desarrollaba el estilo románico.
Las iglesias son locales dedicados preferentemente al culto pero sirven además de auténtico núcleo de la vida comunitaria y a su alrededor se va a desarrollar el primer resurgir medieval, en lo que sin duda fue una de las grandes revoluciones culturales europeas. La iglesia era parte importante de la vida cotidiana. Era el único edificio de piedra de tamaño considerable que se distinguía de los demás, un punto de referencia. El pueblo se reunía allí todos los domingos. Su construcción duraba años y transformaba toda una ciudad. El transporte de la piedra, el andamiaje, la contratación de los artesanos, etc. Los constructores eran albañiles y carpinteros, pero, sin duda los que proyectaron eran los monjes que querían expresar sus ideales religiosos. Ellos tenían la capacidad para planificar y financiar obras a gran escala, transportar materiales y reunir diferentes equipos de trabajadores.

El estilo románico adquiere una uniformidad que se desarrolla en muy pocos años como estilo único en un área geográfica enorme, a través de la labor de los monjes, alrededor de la fe cristiana y sobre las ruinas de la romanización. El románico se nutre de: la tecnología romana, el Oriente Próximo (la influencia bizantina) y las tecnologías locales. Además proporciona a los constructores una gran soltura en el manejo de las grandes construcciones de piedra que serán básicas para el desarrollo del nuevo estilo gótico. A partir del repertorio constructivo basado en la bóveda de cañón, la bóveda de crucería, los muros, el manejo de la talla, entre otros elementos relacionados con el manejo de la piedra, se está posibilitando la gestación del gótico.
El diseño cambio a una planta de cruz latina y se procuraba abovedarla por completo: las naves laterales con bóvedas de arista, la nave central con bóveda de cañón, el ábside con bóveda de cuarto de esfera y el crucero con una cúpula. Este cerramiento abovedado implica que los empujes laterales son muy fuertes y ello condiciona a que el elemento sustentante sea, predominantemente, el muro sólido con refuerzos exteriores y pilastras interiores. La impresión de estas iglesias era masiva, con poca decoración y pocas ventanas pero a su vez de aspecto firme. La idea es que aquí en la tierra la iglesia tiene la tarea de pelear contra los poderes del mal hasta el día del Juicio Final.
Las iglesias románicas estaban decoradas con esculturas que tenían una función definida y expresaban las ideas o enseñanzas de la religión. Estas imágenes se quedaban en la mente de las personas mucho mas que el sermón del cura. Con solo un vistazo se podía captar lo que cada figura representaba. Las esculturas en una iglesia románica son tiesas y sin movimiento como un relieve egipcio. Los artistas no estaban interesados con la imitación de lo natural, sino con el arreglo de símbolos santos tradicionales que se necesitan para ilustrar los misterios de la religión. La idea era evitar el detalle, leer la historia sin visualizar el detalle. Se utilizan líneas puramente ornamentales.
El artista medieval no tenía de quien copiar, dibujaba como un niño y no se trabaja la perspectiva. Se obvió, se dejó de lado, no interesó. Tal vez, al final, se olvidó realmente. Un conjunto de circunstancias - Iglesia, poder, cultura, guerras - decidió la dirección que tomaría el arte en los siglos que van del III al XIII: un arte no naturalista, decididamente poco realista, con una seria tendencia a ser un lenguaje de signos gráficos para explicar más que describir hechos, libros, milagros, vidas... El arte decía lo que pretendía decir, sin perder el tiempo en añadir otras significaciones. El espacio no era real ni pretendía serlo, sino que era ideal, atemporal, simbólico; y la representación se movía a un nivel decorativo muy alto, introduciendo el contenido mediante una composición muy estudiada y clara.

Algunos de los ejemplos mas claros de este período son:
• En Francia, Monasterio/Abadía de Cluny (siglos X y XI). Fundado en el año 909. Se convirtió en el ejemplo del tipo de vida religiosa del siglo XI y sede principal de los monasterios de la orden cluniacenses. Sufre 3 ampliaciones: Cluny I, en 910 muy austera; Cluny II, en 980 de mayor dimensión; Cluny III, reforma total para aumentar su tamaño en el siglo XI-XII. Se destaca la iglesia de Cluny III: de 5 naves, bóveda de cañón en la central y de arista en las laterales, cúpulas en los transeptos y en los brazos del crucero mayor. Es un edificio grande y complejo que fue uno de los mejores logros de la arquitectura románica. El monasterio que vemos hoy tiene muchos añadidos de otras épocas ya que fue destruido en la Revolución Francesa. Actualmente se conserva la torre del reloj.
• En Italia, la iglesia de San Miniato del Monte en Florencia (1018). Su planta y fachada son claramente de influencia basilical.
• También en Italia, el conjunto o camposanto de Pisa (1063). La catedral tiene planta longitudinal con cinco naves, con un ancho transepto de tres naves que la hace parecer planta de cruz latina, tiene cubierta plana de madera en la nave central, pero en las naves laterales tiene bóveda de arista y una gran cúpula central en el crucero. Se conforma con tres edificios importantes: catedral, torre y baptisterio, que aparecen separados.
• En España, la Catedral de Santiago de Compostela (1075). Posee la tumba del apóstol Santiago, se convierte en uno de los mas importantes santuarios de peregrinación de la cristiandad.
• El edificio que más trascendencia iba a tener sobre la arquitectura lombarda fue San Ambrosio de Milán en Italia. Un antiguo templo de tipo basilical que lentamente iría sufriendo modificaciones que terminarían por convertirlo en un característico monumento románico. En el siglo XI adoptó una cabecera de tres ábsides semicirculares y escalonados. A principios de la centuria siguiente, las naves se organizaron, para facilitar su abovedamiento, en un tramo de la central por cada dos de las colaterales; sobre éstas se dispuso una tribuna. Mientras que la nave central se cubre con ojivas abombadas, las laterales lo hacen con aristas.
• La iglesia románica empezó con una planta similar a la basílica, con una estructura sencilla pero muy pesada. Los normandos se dieron cuenta de que no era necesario hacer la cubierta tan pesada y empezaron a experimentar. El mejor método era dividir el espacio entre cuatro columnas en forma cruzada con la ayuda de aristas y rellenar los espacios de la cubierta con material ligero (Románico en Inglaterra, Catedral normanda de Durham), la bóveda nervada.

La aparición de la bóveda nervada indica la transición del estilo Románico al Gótico.

2 comentarios:

  1. Aunque mi perfil te lleve a un blog de cocina, soy licienciada en historia medieval y he llegado a tu blog por que la profesora de mi hija, que está en sexto de primaria me ha pedido una orientación sobre el románico y el gótico.
    Las explicaciones sobre vida y espiritualidad me parecen muy interesantes. Cada período artístico es reflejo de una sociedad y nos permite conocerla en lo más profundo, sus emociones.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena info. ¿Nombre de la bibliografia de la primer y ultima imagen?

    ResponderEliminar